SECCIÓN HOY RECOMIENDO. JORGE PEREZ RIVERO Y LAS HISTORIAS DE LA DOCTORA BRAUN

SECCIÓN HOY RECOMIENDO. JORGE PEREZ RIVERO Y LAS HISTORIAS DE LA DOCTORA BRAUN

Hoy, en el día del libro, dedico esta entrada a un “Jordi”asturiano que vive en Barcelona la mar de especial.


JORGE PÉREZ RIVERO Y LAS HISTORIAS DE LA DOCTORA BRAUN

DATOS GRÁFICOS
Cuando recibí este libro, lo primero que hice fue estudiar la encuadernación: era algo justa, pero tenía este tipo de letra y espaciado que te permiten leer perfectamente y del tirón. Un punto positivo. Después me fijé en la portada, ésta sin embargo no me pareció lo suficientemente atractiva ni en cuanto a la temática ni al acabado.
Respiré y lo dejé en la mesa. Aquella misma noche decidí empezar a leerlo. Y, sorprendentemente, después de cuatro horas, ya lo había terminado. Eran las tres de la mañana cuando volví a mirar el reloj y fui consciente de que me había leído el libro entero. Esas cosas me pasan muy pocas veces. Por eso creo que este libro  es un diamante en bruto y quiero recomendarlo.
EL LIBRO
En general, las historias relacionadas con la Segunda Guerra Mundial y el Führer son poco esperanzadoras. Desde la primera página, me di cuenta de que había  algo diferente aquí. Ese detalle en los objetos, esa deliciosa forma de contar lo tremendo de una vida no elegida, la inteligencia de la protagonista, y como no del propio escritor capaz de trasladar eso al papel.
Lejos de exterminios, campos de concentración con duras pruebas, hambre, enfermedad, etc. ,   este libro narra  una ficción bien distinta que también podría haber sucedido, ¿ Por qué no? El leitmotiv de la historia se basaba en  proteger a una serie de niños judíos con altos potenciales intelectuales y reconvertirlos al cristianismo para impulsar la nueva Alemania.
En medio de ese proceso de reconversión, la doctora Elisabeth Braun y su confidente Anna, muda y enfermera (que ni era muda ni era enfermera),  cuidan a nivel físico y afectivo a una veintena de pequeños. 
A  través de cuatro historias la doctora consigue despistar a los nazis del Campo de concentración y traslada a los niños las claves secretas para escapar de allí: llaves especiales, cierres numerados, vueltas correctas,  caminos bifurcados, obstáculos para librar, etc.  
Cuatro cuentos preciosos que nos hacen reflexionar sobre el tiempo, la bondad y el amor y que tienen unos títulos maravillosos. Gracias a los cuales los niños tendrán más fácil escapar. Pero… ¿ lo conseguirán? 
Eso tendréis que descubrirlo vosotros. Como decían el archiconocido programa Un, Dos, Tres, ” Y hasta aquí puedo  leer…” Os invito de corazón a leerlo.

Número de páginas: 140
Recomendado para todo tipo de lectores (Infantil, Juvenil y Adulto)


 

EL AUTOR
Jorge Pérez Rivero nació en Gijón (Asturias), en 1990.
Es aficionado a la Literatura desde que era pequeño y comenzó a escribir a los quince años. Este libro fue publicado cuando tenía veinte. Jorge tiene una imaginación desbordante y esta historia sorprende por su madurez y su extraordinario detallismo. Mucho que seguir contándonos y desde aquí quiero animarle a hacerlo. Yo estaré encantada de volver a leerle.
SECCIÓN HOY RECOMIENDO: RICHARD FORD Y SU LIBRO “ENTRE ELLOS”

SECCIÓN HOY RECOMIENDO: RICHARD FORD Y SU LIBRO “ENTRE ELLOS”

El autor:

Richard Ford (1944, Jackson, Mississippi) es Premio Princesa de Asturias de las Letras 2016 y escritor americano con seis novelas publicadas.
El libro:
Este libro que hoy recomiendo, llamado Entre ellos, es autobiográfico e incluye fotografías de sus padres y su infancia. Está  estructurado en dos partes muy potentes, el homenaje al padre donde cuenta cómo fue la vida de su progenitor hasta su fallecimiento cuando Richard sólo contaba con 16 años por un infarto al corazón y  una segunda parte, el homenaje a su madre donde habla de la vida de ella, cómo fue su infancia, su adolescencia, su noviazgo, su ajetreada vida de viajes y hoteles acompañando al padre en su oficio de comercial, y cómo cambió a partir del nacimiento de Richard, dado que tuvieron que establecerse en un sitio concreto para que el niño pudiera asistir a la guardería y a la escuela,  aceptando que el padre viajara de lunes a viernes y no fueran partícipes de sus vidas nada más que  durante los fines de semana y finalmente, cómo asumió su madre su nueva etapa como viuda.
 
En un libro personal, que no busca inventarse  la historia de sus padres, ni colgarles grandes medallas para hacerlos más atractivos. Se trata, de partiendo de una vida normal, y conseguir  magia “un portentoso ejercicio de prestidigitación literaria: hacer que una historia cotidiana e íntima, hecha de detalles que en otras manos podrían resultar anodinos, se transforme en una poderosa narración”.Es muy objetivo y sencillo en lo que narra, y nos aproxima a una época y un lugar muy precisos, la América profunda de mediados de siglo.
No hay reproches, alegrías ni tristezas de gran relevancia. Una vida sin más.
 
A continuación copio  algunos párrafos del libro, que me han resultado más interesantes, como perlas encubiertas:
1-    Hay un momento en el libro, tras presenciar una discusión entre sus padres, en la que el autor indica que: “Pero yo me volví vigilante al respecto de él( refiriéndose al padre) , como si fuera más imprevisible de lo que en realidad era. Lo mantenía a más distancia de las cosas que yo decía y hacía. Posiblemente sea lo que cualquier quiceañero hace con su padre. No confiaba en él, lo cual, dado mi carácter reservado, se adecuaba a mi habitual comportamiento.”
2-    Al final del texto homenaje a su padre reconoce no haber tenido la posibilidad de hablar con su padre de adulto a adulto ya que falleció cuando tenía 16 años, pero  también explica algo muy bonito:  “Yo me he perdido lo mismo, aunque en mi  caso sea también una pérdida distinta en el sentido de que, si mi padre hubiera vivido más allá de su hora prefijada, probablemente yo nunca habría escrito nada, ya que la influencia que habría ejercido sobre mí habría sido una pérdida soportable — todos hemos de sacar el máximo provecho de la vida que nos ha sido asignada—, no habría existido esta breve reseña de mi padre, de sus, de otro modo invisibles alegrías y afanes, y de sus virtudes, esas cualidades dignas de mención que obran en todos nosotros. Para su hijo, no haber dejado esta reseña de su padre habría sido una pérdida verdaderamente triste.”
3-    El acto de reflexionar sobre la vida de mi madre es una acto de amor. Y mi memoria incompleta de su vida no debe tomarse por amor incompleto. Quise a mi madre como lo hace un niño feliz, irreflexivamente y sin dudas.”
4-    “Cuánto más veamos a nuestros padres enteramente, cuando más los veamos como el mundo los ve, más posibilidades tendremos de ver el mundo tal cual es.”
5-    Dice el autor de sí mismo: “Debía tener unos seis años y ya era proclive a decir cosas inquietantes”
Hay que leer a Richard Ford porque es  un hombre de gran talento literario. Sí que es verdad que hay muchos hombres de talento literario, pero hay que leer a Richard Ford.  Es un autor necesario.
Dicen de él y estoy de acuerdo:
«Ford transmuta dos vidas completamente corrientes en arte»
(Kelly Blewett, BookPage).
«Ford posee los mayores dones de un escritor: pura elegancia verbal, humor sutil, precisa y meticulosa capacidad de observación»

 

(Lorrie Moore).

 

SECCIÓN HOY RECOMIENDO: LIBRO DE POESÍA EL DON DE LA BATALLA DE MARIA LUISA MORA ALAMEDA

SECCIÓN HOY RECOMIENDO: LIBRO DE POESÍA EL DON DE LA BATALLA DE MARIA LUISA MORA ALAMEDA

Hay personas que llevan en los ojos universos. María Luisa Mora Alameda, es una de ellas. Alguien que, gracias a la sencillez de sus versos y ese mundo propio tan particular, nos muestra la belleza de los sentimientos cotidianos. Todo eso. Nada más y nada menos.
Escribiría muchas cosas de sus libros, cada uno especial y único. Me gusta especialmente éste :  El DON DE LA BATALLA. Y selecciono algunos de los fragmentos que, en su día cuando lo leí, subrayé, por esta fea costumbre mía de recordarme lo que en un momento me emocionó. Con su consentimiento, os presento algunos fragmentos del libro y os animo a leerla. No os dejará indiferentes.
Fragmento del poerma: Valentía
Luchó hasta el final
como los soldados más intrépidos.
No claudicó ante la amargura
ni proclamó como propia
la bandera del desánimo
Fue hermosa y fue valiente.
Tuvo el extraño don de la batalla.

Fragmento del poema: El fruto de tu vientre
 Miras esa fotografía,
cuya luz no cesa
como único consuelo
y pides un milagro
para regresar al tiempo antiguo
de los dioses

Aunque ya lo único que te queda 
es el recuerdo gris de lo imborrable.

Fragmento del poerma: Lo que yo más quise 
Los ojos que tenías eran tan grandes
que cabía en ellos toda la belleza.
Fragmento del poerma: Tiempo libre
En ocasiones cojo mis poemas
y, con ellos, hago muchas cosas:
pájaros
que vuelan hasto lo alto de la luna.

 

Pin It on Pinterest