Voiced by Amazon Polly

¿SOMOS ESPEJOS? Ley del espejo. Me perdí en el intento.

Lo que ves en los demás, ¿eres tú? Hay infinidad de leyendas que nos revelan precisamente que lo que vemos en los demás es información sobre lo que somos nosotros mismos. Muchos han sido los estudios sobre psicología personal  que afirman que el exterior actúa como un espejo para nuestra mente.

Proyectamos sobre el entorno nuestra propia realidad.  La ley del espejo, en cuanto afirmamos “conocer” muy bien a otras personas y en realidad lo que hacemos es proyectar sobre ellas nuestra propia realidad.

Ser conscientes de esta situación nos permite recuperar el control sobre lo que pasa en nuestro interior para trabajar esos aspectos de nosotros mismos que no deseamos mantener e incluso queremos transformar en positivo.

Paseando por Toledo en junio de 2018, observé este maniquí rematado con espejos en el escaparate del Hotel Reyes Católicos, cuyo autor desconozco lamentablemente, y algo cambió en mi perspectiva.  Pero… ¿dónde están los espejos? ¿Fuera de nosotros o en nosotros? ¿Será que esos espejos están en nuestra propia piel? ¿Será que cada uno de ellos refleja lo que está en su dirección?, de modo que si los espejos son piel, si la piel está compuesta de células, ¿será entonces que nuestras células son espejo?  Si nuestras células son espejo, y reflejan lo que ven, si actúan en función de dichos reflejos, ¿cómo poner en orden tantas realidades, tantos reflejos en tantas direcciones? ¿Cómo dar prioridad y manejar este caos de información? El cerebro es selectivo. Yo sólo le encuentro una explicación a esto. Los sentidos, sí… aunque funcionan de forma subjetiva ya que a veces nos engañan, hay uno de ellos que puede ser la clave. Puede que no tengamos espejos en los ojos. Y me remito al dicho popular, “Ver para creer” que me parece muy determinante.

Y sin embargo, La ley del espejo se basa en eso justamente, en el axioma: “Lo que ves en los demás eres tú mismo”. Me resulta tan contradictorio… a la vista está. Si hay algún psicólogo en la sala dispuesto a dar luz a mis dudas, se lo agradeceré.


¿Te ha gustado esta publicación? Descubre más aquí.

Pin It on Pinterest