SECCIÓN HOY ESCRIBO. TUS MUECAS

SECCIÓN HOY ESCRIBO. TUS MUECAS

SECCIÓN HOY ESCRIBO
TUS MUECAS
OLGA RT, @principio0

¿Qué gesto intentas cuando todo se detiene?

¿Qué mueca para demostrar que no pasa nada?

¿Qué signo conservas en tu soledad?

¿Qué nuevo código espera respuesta a tu risa?

Todo lo que escondes bajo eso, solo yo lo conozco.

Se llama conexión y no necesito que abras la boca para pronunciar ni una sílaba.

SECCIÓN HOY ESCRIBO. ¡ADIÓS!

SECCIÓN HOY ESCRIBO. ¡ADIÓS!

SECCIÓN HOY ESCRIBO
¡ADIÓS!
POR OLGA RT, @principio0

A ti…
Que guardas todos los venenos
en tus silencios
como causa magnífica.
A ti…
Que te encontrarás de frente
con la muerte,
y querrás gritar,
pero será tarde…
…porque no sabrás hacerlo.
A ti …
Te despido, cariño.
Varado en el puerto.
Ondeo mi pañuelo hecho verso.
Sonrío. Te miro.
Adiós. Solo eso.
El mar me espera.
Yo sigo navegando.

SECCIÓN HOY ESCRIBO. VALENTÍA.

SECCIÓN HOY ESCRIBO. VALENTÍA.

 

SECCIÓN HOY ESCRIBO
VALENTÍA
OLGA RT, @principio0

Era el primer día de frío.
Pero yo llevaba helada muchos meses.
No pude soportarlo más.
Miré por encima de nuestras cabezas,
buscando en esa tarde la libertad
de lo que huye por el ozono más alto.
Cielo azul verde alga gris medio,
huele a miedo y libertad. Todo junto.
Y después…
miré al suelo.
Cadenas de muerte engalanaban mis tobillos.
Llamé a mi vieja amiga,
Valentía, es su nombre.
Y le pedí en nuestro lenguaje codificado
que rompiera los anclajes.
Su presencia exacta me acompañó
en ese otro falso secreto que solo algunos conocemos…
Y salimos de la jaula,
por la puerta,
con lo puesto,
de la mano.

 

SECCIÓN HOY ESCRIBO. NOSOTROS

SECCIÓN HOY ESCRIBO. NOSOTROS

Nosotros
Nosotros somos esta vez…
el aire que nos mece,
el frío que nos congela,
la carretera infinita,
el infierno de olas,
marea dudosa en playa desierta,
la muerte que nos atrapa.
Estamos y somos esta vez.
Mañana serán otros, otra vez,
Y así sucede infinitamente
para la humanidad.
Somos paso, instantes, en todo.

SECCIÓN HOY ESCRIBO. TU NOMBRE

SECCIÓN HOY ESCRIBO. TU NOMBRE

 

El llanto despierta una vida.

La música disparatada

comienza en un abrazo.

Estallan lágrimas.

Se conecta la corriente

entre tu húmeda piel y mis manos.

Se perfeccionan todas las sonrisas

por el júbilo de tu llegada.

Y tus ojos se abren para mí.

Y los míos lloran por ti.

Y el tiempo se para exhausto.

Se dislocan todos los relojes…

para siempre.

En un marcar de horas nuevo

que lleva tu nombre:

Hija mía.

 

 

error: © Este contenido está protegido por derechos de autor.

Pin It on Pinterest