SIEMPRE juntos

 

Hace tanto tiempo que nos conocemos que ni me acuerdo.

Ni yo, ¿y… cuántos años tendremos ya?

Noventa, creo. Mira aquí, viejo amigo, en este álbum fotográfico. Estamos aquí y aquí y aquí también. ¡Ey!, ésta es de la Primera Comunión de la Pepi, y ésta de la boda de la Palomita con Rogelio, ésta de tu boda…¡Jo, macho!, si es que no has cambiado nada de nada: tienes la misma Carasandía de siempre.

¡Oh, gracias. Pelosarmiento! Calla. Apaga la luz. Le he birlado a mi yerno una petaca de plata con ron esta tarde, cuando me traían de vuelta la residencia. Y no me han registrado al llegar.

De verdad te digo que no es muy buena idea lo del ron, por las pastillas.

No seas jodefiestas. Sabes, Carasandía: te quiero, como amigo, pero quería decírtelo. Por si mañana ya no me acuerdo, o no puedo.

Sí, yo también te quiero, sentimental. Pero calla, ahí fuera está la Malaspulgas.

Oye, cuando me muera, no tardes mucho en pasarte al otro lado.

No digas majaderías… y trae ese ron de una vez que pareces un lactante

chupa que te chupa.

 

 

 

**Texto seleccionado para la Edición I Premio de Microrrelatos Temáticos. Editorial Hipálage.

Amigos para siempre


¿Te ha gustado esta publicación? Descubre más aquí.

Pin It on Pinterest